<
>

Conoce todas las propiedades que tienen las piedras semipreciosas para la piel

f1280x720 443059 574734 5050


Las piedras semipreciosas se han convertido en un elemento fijo en el mundo de la belleza en los últimos años. El hombre ha estado utilizando elementos de la naturaleza, como varios minerales, piedras preciosas y tierra natural, durante siglos para fabricar productos para el cuidado de la piel. Las propiedades de los extractos de piedra y las sales minerales desempeñan funciones útiles en formulaciones cosméticas que actúan como catalizadores para diversos problemas de la piel, renovación celular y estimulación de la piel. Estos minerales y cristales se encuentran en: mascarillas, sueros, cremas antiarrugas y rejuvenecedoras, entre otras.

Foto: Pixabay
  • Diamante: Su dureza permite la eliminación de células muertas. El polvo micronizado absorbe las cáscaras.
  • Jade: Ayuda a aumentar la elasticidad de la piel, acelera la circulación sanguínea y elimina toxinas.
  • Malaquita: Revitaliza las pieles cansadas y maduras. Es un mineral rico en cobre que restablece el equilibrio hídrico.
  • Rubí: Aporta energía al organismo, reduce los signos de expresión en cremas y elimina las células muertas.
  • Aguamarina: Elimina impurezas y toxinas de la piel que se absorben del ambiente durante el día.
  • turmalina: Actúa como agente regenerador, ayudando a que la piel recupere su firmeza en profundidad.
  • Amatista: Tiene efecto antiinflamatorio y calma la piel con acné. Se utiliza en sales de baño y cremas.
  • Pedernal rosa: Es un gran exfoliante para cuerpo y rostro, ayuda a equilibrar la piel al hidratarla.
  • Ámbar: Aclara, encoge los poros, reduce las arrugas finas y unifica el tono de la piel.
  • zafiro: Se utiliza como acondicionador para pieles sensibles, maduras e irritadas y reduce las arrugas expresivas.
  • Perlas: Elimina el exceso de sebo. Combate los signos del envejecimiento y ayuda a dar más elasticidad a la piel.
  • Oro: Estimula la estimulación celular, mejora la circulación y contribuye a la hidratación.
  • Pago: Elimina organismos bacterianos y hongos. Por sus propiedades, regula la flora cutánea.
  • cobre: Ayuda a mantener la elasticidad de la piel, la melanina y la formación de fibras de colágeno y elastina.
  • citrino: Actúa como agente regenerador, ayudando a la piel a recuperar la firmeza desde el interior.
  • hematites: Es rico en hierro. Aumenta la síntesis de procolágeno tipo I, estimula la síntesis de colágeno.
  • Mica y óxido de titanio: Ayudan a evitar que los poros se obstruyan. Crean un acabado brillante en el lugar de aplicación del producto.
  • oxido de hierro: Son pigmentos naturales que se utilizan como tinte para dar tonos rojizos.
  • Selenio: Realiza una acción antioxidante que protege la membrana celular y mantiene la elasticidad.
  • Piedra de alumbre: Se encuentra en desodorantes naturales, sus principios activos neutralizan y regulan la sudoración.
  • magnesio: Hidrata, regenera y desintoxica la piel, regula la regeneración celular y desintoxica la epidermis.
  • azufre: Acelera la producción de colágeno, que previene los radicales libres y ataca las bacterias dañinas.
  • Smithsonita – zinc: Alivia las zonas rojas, acelera la cicatrización y acelera la formación de colágeno.
  • Rodocrosita: Ayuda a combatir el estrés y limpia la piel. El contenido de manganeso es igual a vitamina E.
  • Arcilla: Ayuda a la limpieza profunda de la piel. Neutraliza alcaloides y toxinas que eliminan sustancias tóxicas.
  • Lodos y fangos: Previenen envolturas, en cosmética natural se utilizan en mascarillas limpiadoras faciales.
  • silicio: Hidrata la piel. Acelera la cicatrización, aporta elasticidad y produce colágeno de forma natural.
  • Jade: Ayuda a aumentar la elasticidad de la piel, acelera la circulación sanguínea y elimina toxinas.
  • Malaquita: Revitaliza las pieles cansadas y maduras. Es un mineral rico en cobre que restablece el equilibrio hídrico.
  • Rubí: Aporta energía al organismo, reduce los signos de expresión en cremas y elimina las células muertas.
  • Aguamarina: Elimina impurezas y toxinas de la piel que se absorben del ambiente durante el día.
  • turmalina: Actúa como agente regenerador, ayudando a que la piel recupere su firmeza en profundidad.
  • Amatista: Tiene efecto antiinflamatorio y calma la piel con acné. Se utiliza en sales de baño y cremas.
  • Pedernal rosa: Es un gran exfoliante para cuerpo y rostro, ayuda a equilibrar la piel al hidratarla.
  • Ámbar: Aclara, encoge los poros, reduce las arrugas finas y unifica el tono de la piel.
  • zafiro: Se utiliza como acondicionador para pieles sensibles, maduras e irritadas y reduce las arrugas expresivas.
  • Perlas: Elimina el exceso de sebo. Combate los signos del envejecimiento y ayuda a dar más elasticidad a la piel.

por Isis Malherbe

COMPAÑERO

.

Etiquetas

, , ,

Siguiente

Deja tu comentario